image

Día emotivo de la marcha pues se produjo el encuentro de la marcha noroeste al completo.
Gran madrugón para completar los 26 km de etapa, pues a las 6 de la mañana los caminantes estaban ya en la carretera.
A las doce de la mañana las dos marchas se juntaban a la entrada de Villacastín, lugar de destino y descanso hasta la siguiente jornada.
Los integrantes de la noroeste pasaron departiendo en la plaza hasta la hora de la comida, cuando se trasladaron al parque, lugar del campamento.
Por la tarde siesta y asamblea para compartir experiencias para dar paso a un merecido descanso con más de setenta personas.

image

Pequeña etapa por una via de servicio que nos acerca un poco más a Madrid.
La etapa fue corta y transcurrió sin incidentes durante las cuatro horas que duró el trayecto hasta esta pequeña población segoviana.
Poca gente, mucho calor y nada q hacer.
Para dormir nos dejaron el salón de actos de Adanero, donde dormimos para descansar para la siguiente etapa y juntarnos con el resto de compañeros de Salamanca, Ávila y Segovia.

image

El camino a Arevalo fue el más duro de todos los recorridos hasta el momento. Los 17 km que inicialmente eran el recorrido de la etapa se vieron convertidos en 26 por un fallo de coordinación, lo que hizo mella en el ánimo de los caminantes, tanto por los kilómetros de más como por la gran solana que hubo que padecer.
Al llegar a Arevalo la marcha se encontró a un pueblo entregado a sus fiestas y tomo rumbo al polideportivo, cedido por el Ayuntamiento, para comer y dormir la siesta.
Por la tarde la marcha se unió al desfile de carrozas para mostrar al pueblo sus reivindicaciones.
Después cena y a descansar.

image

Etapa dura. 17 km por caminos de tierra, piedras y alpacas. Esta jornada fue dura en cuanto a calor y a la dificultad del camino.
A la llegada comida y siesta, para despertarnos con la buena noticia de la incorporación de tres nuevos compañeros.
Para acabar asamblea en la plaza y a dormir, esta vez en el polideportivo cedido por el Ayuntamiento.

image

Día de descanso sin descanso en la marcha. A pesar de que no tocaba caminar durante todo el día los caminantes organizaron, difundieron y buscaron contactos para las siguientes etapas.
A última hora de la tarde asamblea en la plaza mayor más grande del Estado donde, a pesar del silencio mediático, se presento un grupo numeroso de gente de donde surgieron nuevas ideas.
De noche reunión por internet con el resto de marchas para concretar la llegada a Madrid y con los compañeros de Ávila para apoyarlos en la manifestación del peaje de la AP-6.

image

24 kilómetros de etapa por Tierra de Campos para llegar a Medina del Campo, lugar del merecido descanso del día siguiente después de más de 300 km.
A la una de la tarde la marcha entraba en destino con el recibimiento y el apoyo de los bomberos. La siguiente parada la oficina del paro, donde los caminantes intercambiaron ideas con los parados de Medina mientras entonaban cánticos propios del momento.
Después de comer un delicioso bocadillo de chorizo, la marcha comenzó a preparar carteles para la asamblea del día siguiente.
Después jornada de descanso.

image

Después de la gran acogida y el trato en Pucela, la marcha contiúo rumbo a su siguiente destino Villanueva del Duero.
Una treintena de caminantes partió de Valladolid y superó los 23 km sin ningún percance excepto por alguna ampolla de las nuevas incorporaciones.
El recibimiento de los vecinos espectacular, con la cesión del polideportivo para dormir y de las piscinas para darnos un baño.
Por la tarde multitudinaria asamblea en la que intercambiando  ideas con la gente de Villanueva del Duero se apuntó gente a continuar la marcha.
Al final del día a celebrar el cumpleaños de Eva de una manera especial: tarta de torreznos para cenar.